Los inversores alemanes y franceses están en camino de invertir más capital que el año pasado en el sector inmobiliario en ciertos países europeos, entre ellos España, según señala la consultora internacional Savills. Savills indica que la ausencia de algunos inversores competitivos externos al continente ha permitido que los propios europeos ocupen ese hueco.

Entre enero y septiembre de 2020, los inversores alemanes han invertido más de 1.400 millones de euros en inmobiliario en España. El inversor alemán busca activos de calidad en mercados estables con seguridad jurídica. España es uno de los principales focos de inversión para los grandes fondos alemanes, según el director de inversiones Cross Border para el Sur de Europa en Savills.

Por su parte, los inversores franceses asciende a 1.690 millones de euros, estos datos indican que el sector inmobiliario europeo sigue siendo visto como una inversión segura en tiempos del Covid-19 debido a retornos estables y a largo plazo. Y, por otra, que mientras continúan invirtiendo en sus mercados nacionales, tanto inversores alemanes como lo franceses, han estado diversificando su cartera, por lo que su asignación a otros países europeos va en aumento.

3