El precio de la vivienda, tanto de nueva construcción como de segunda mano, se mantendrá estable este año, mientras que en  las ciudades andaluzas de Sevilla y Málaga el precio continuará aumentando, según el estudio.

Las viviendas de obra nueva experimentarán un crecimiento de valor más moderado y sostenido en el tiempo.

La subida del salario mínimo es un elemento que puede repercutir en el mercado inmobiliario en los próximos meses.

Según el estudio, el aumento de los tipos de interés por parte de las entidades supone un encarecimiento de las hipotecas.

UN MERCADO DE GRANDES RETOS

La mayor actividad promotora y el dinamismo a la hora de conseguir licencias de construcción está impulsando la venta de viviendas de obra nueva, especialmente a inversores extranjeros que ven la oportunidad de comprar en un país con hipotecas y precio de la vivienda estable.

Pese a los datos positivos, en los próximos meses el mercado inmobiliario se enfrenta a grandes retos, como facilitar el acceso a la vivienda de los jóvenes o gestionar de un mercado definido por tipos de interés bajos.

1