El comprador de la vivienda es en 2018 menos dependiente del crédito hipotecario que al inicio de la década. Según los datos del INE, al menos una tercera parte de las compraventas inscritas en el registro de la propiedad no requirieron de financiación hipotecaria. Esto difiere bastante de las rátios observadas en el anterior ciclo.

El crecimiento de la demanda de vivienda no está generando un impacto significativo en la creación de los nuevos hogares. Se deduce que buena parte de la demanda actual está compuesta por hogares existentes.

logo